La piña y el desfiladero

Apocalipsis lento

Quién iba a saber que si el apocalipsis del COVID es lento y perezoso llevaría en él una distopía histérica en forma de nueva normalidad. Las nuevas formas nos tensan porque sitúan la incertidumbre como contención a la revolución. Nos callamos ante nuevas cosas que no nos gustan a la espera de que desaparezcan cuando todo esto termine. Pero muchas de ellas no desaparecerán. Muchas de ellas ni siquiera son útiles para protegernos de la pandemia. Muchas de ellas han sido creadas por miedo. Por falta de talento. Por amor al dinero. Y están para quedarse.

- 2 toasts